Diablo III Beta abierta

Videojuegos

Diablo III beta abierta

Como ya os comentamos en un post anterior,el pasado fin de semana se pudo disfrutar de 2 días de Diablo III totalmente gratuito y accesible a todos los mortales con una cuenta en Battle.net. Pues bien, no quiero dejar pasar la oportunidad sin comentar algunas de las impresiones que causó el juego en su fase más inicial.

Primer punto negativo: se encontraron muchísimos problemas de conectividad, fue tremendamente complicado acceder al juego por estar satudaro el servidor. Si bien es obvio que era una beta, Blizzard debió haber previsto la cantidad ingente de personas que querrían disfrutar del juego. Me imagino que por eso mismo se habilitó únicamente el servidor americano, para probar la carga que puede llegar a soportar e ir realizando ajustes que serán introducidos en los servidores europeos y asiáticos.

Para intentar solventar estos problemas realizaron mínimo dos reinicios del servidor. Primer punto positivo: actuaron con mucha rapidez. De todas maneras, en una beta que solo iba a durar 2 días, esto le restó tiempo a los jugadores para experimentar.

Una vez pasado el problema de conseguir loguearte e iniciar una partida, el juego iba fluido. Sinceramente fue una gozada, al final mereció la pena el tiempo perdido para loguearme. Volvieron a mi recuerdos del Diablo I, llevaba esperando tanto tiempo…

Por fin elegí mi Monk, quería probarlo. Un personaje rápido con habilidades ofensivas y que busca el cuerpo a cuerpo. Comenzamos en las afueras de Tristán y nuestra primera misión consistió en ayudar a defender las murallas de los zombis que acechaban sus puertas. Tras diversas pruebas, idas y venidas por las afueras de Tristán y la catedral, llegamos al malo final del Acto I. Un esqueleto de considerables dimensiones y poder a tener en cuenta, que invocando esqueletos, teletrasportándonos y moliéndonos a golpes intentaba acabar con nosotros.

A parte de la pelea, también pude curiosear el modo de forjar nuevos items. Esto se consigue “destrozando” objetos mágicos que no deseemos y volviéndolos a forjar para construir mejores armas, armaduras y accesorios. Obviamente podemos entrenar a nuestro querido forjador para que cada vez nos proporcione mejores items.

En general no me resultó complicado el juego y, aunque fuera de esperar, no pude si no quedarme con los dientes largos tras destruir al malo final. Tendremos que esperar a que salga definitivamente el juego para  poder disputarlo en el siguiente nivel de dificultad.

Fuente: Sitio oficial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*