Trilogía los juegos del hambre: En llamas (Libro 2)

Libros

Después de terminarme Los juegos del hambre cogí casi con ansia este segundo libro de la trilogía, En llamas, y me lleve una gran desilusión. Para mí, el nivel de la obra decae mucho entre el primer y el segundo libro, además se vuelve muy repetitiva.

En llamas comienza recordándonos el final de Los juegos del hambre: Katniss y Peeta consiguieron salir con vida de la arena gracias a unas bayas venenosas y el ingenio de Katniss. Ella está deseando volver a ver a Gale, está hecha un lío porque no sabe qué siente por Peeta pero está segura de que “quiere” más a Gale, y espera encontrarse en una situación mucho más feliz que la que vivía antes de los juegos, ahora tendrá dinero para alimentar a su familia y una casa enorme en “La aldea de los vencedores”. Sin embargo, el Capitolio tiene otros planes. Gracias a su actuación en los juegos, Peeta y ella, se han vuelto famosos y tienen que hacer entrevistas, desfiles, galas, etc. Además, su intento de suicidio final ha conseguido dar el valor necesario a las pobres gentes de los distritos para rebelarse contra el Capitolio y esto, como os podéis imaginar, no puede quedar impune.

El Capitolio quiere que Katniss y Peeta sigan demostrando su amor en público para atajar la revuelta y Suzanne Collinsse recrea en los pensamientos y sufrimientos de la chica, alargando un poco demasiado esta parte del libro. Para que todo el mundo se crea que el intento de suicidio fue un acto fruto del amor, Katniss y Peeta son obligados a casarse. De todas maneras la boda no se celebrará, pues la autora nos tiene reservada una sorpresa: los septuagésimo quintos Juegos del hambre. ¿Y a qué no adivináis quienes participarán por el distrito 12? ¡Katniss y Peeta!

El final del segundo libro no está mal, aunque supongo que os imagináis que, al menos, Katniss sobrevive, ya que es la prota y hay un tercer libro. Lo que sí hay que reconocerle a la autora es que se curra el escenario de los septuagésimo quintos juegos, es mucho más impresionante que el de los anteriores así que os dejo que lo leáis y no hago más spoilers.

En general no me ha gustado este libro, quizás porque tenía las expectativas muy altas después de Los juegos del hambre. La parte en la que la autora nos cuenta (con demasiado detalle) los sentimientos de Katniss es pasable, pero cuando descubrí que iban a llevar a los chicos de nuevo a los juegos me quedé a cuadros. Supongo que Suzanne Collins pensó que si había funcionado tan bien en el primer libro ¿por qué no iba a funcionar de nuevo? Es cierto que nos explica muy bien como puede ser que vuelvan a ir, pero me parece repetitivo y poco original. Sin embargo, como en el primer libro, durante los septuagésimo quintos juegos hay muchas sorpresas que hacen que el libro no sea para hacerlo arder “en llamas” ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*