Fundación (Isaac Asimov) (II)

Libros

CRONOLOGÍA DE LA SAGA

La serie Fundación fue escrita a lo largo de la segunda mitad del siglo XX. En su comienzo ni tan siquiera fue una novela. La primera parte, Fundación, fue publicada a modo de relatos cortos en la revista Astounding y posteriormente recopilada en un libro con algún añadido. De tal forma que Fundación es en realidad una recopilación de 5 relatos cortos publicados, los cuatro primeros entre 1942 y 1944, en la revista y como novela en 1951.

A partir de ese momento, Asimov publicaría otras 14 novelas ambientadas en el mismo universo y relacionadas entre sí para formar una única trama principal (la cual solo se descubre tras leer toda la obra), con infinidad de subtramas. Estas 15 obras se subdividen en: la Serie de los robots, la Trilogía del Imperio Galáctico y el Ciclo de la Fundación (o Ciclo de Trantor).

Dado que Asimov no escribió esta saga de forma cronológica dentro de su universo, existen dos formas de leer la serie: siguiendo el orden temporal de los hechos narrados en las novelas o en el orden en que se escribieron.

La lista, según el orden de lectura recomendado por el propio Asimov, sería la siguiente (en rojo la trilogía original):

  • Serie de los robots:

1. Yo, robot (1950) o El Robot Completo (1982).

2. Las bóvedas de acero (1954).

3. El sol desnudo (1957).

4. Los robots del amanecer (1983).

5. Robots e imperio (1985).

  • Trilogía del Imperio Galáctico:

6. Las corrientes del espacio (1952).

7. En la arena estelar (1951).

8. Un guijarro en el cielo (1950).

  • Ciclo de la Fundación (Ciclo de Trantor):

9. Preludio a la Fundación (1988).

10. Hacia la Fundación (1993).

11. Fundación (1951).

12. Fundación e Imperio (1952).

13. Segunda Fundación (1953).

14. Los límites de la Fundación (1982).

15. Fundación y Tierra (1983).

Aunque ese sea el orden teórico en que se deberían leer las novelas, hay que tener en cuenta varias cosas.

Asimov era un maestro a la hora de escribir y su estilo es el de las novelas de misterio y policíacas: suele haber un personaje que debe desvelar uno o más misterios, los cuales ven la luz al final de la novela. Para ello, Asimov tiene en cuenta que, pese a la lista que el recomienda, es más que posible que el lector ya hubiese leído las novelas originales (números 11, 12 y 13 en la lista, e incluso 14 y 15), por lo que esconde perfectamente lo que no quiere que descubramos hasta el final, independientemente de lo que hayamos leído antes. Uno de los puntos fuertes en cualquier novela de Asimov es este desarrollo de novela policiaca en la cual están diseminadas por sus páginas las pistas necesarias para descubrir el misterio. Sin embargo, pocas veces somos capaces ya no de verlo, sino de intuirlo, hasta que el propio autor quiere que lo hagamos y, en ese momento, nos damos cuenta de que todo estaba allí. No encontraremos Deus ex alguno en estas novelas, siendo la inteligencia y sagacidad de cada uno de los protagonistas las que llevan las tramas a su climax.

Por todo esto os hago una doble recomendación:

Al lector “profesional” de ciencia ficción, que sabe que va a empezar la primera novela y no va a parar hasta la última, yo le recomendaría seguir el orden marcado por el autor.

Al lector ocasional, que solo quiera leer 2 o 3 novelas y abandonar la saga, yo le recomendaría leer los 5 últimos libros (desde Fundación hasta Fundación y Tierra) y una vez acabados esos, si no tiene bastante, empezar la lista de Asimov desde el principio. El Robot Completo no es más que una recopilación de relatos cortos sobre robots que no representa en absoluto la grandeza de la obra, por eso es mejor empezar por la trilogía original. Teniendo siempre en cuenta que el primer libro, Fundación, está formado por 5 relatos cortos y, que es a partir del siguiente, cuando los libros adquieren una autentica estructura de novela (algunos de ellos son recopilaciones de novelas cortas) y se hacen mucho más absorbentes.

No me cansaré de recordar que nos encontramos ante la más grande odisea escrita en la ciencia ficción y que cualquier aficionado a la SCIFI no debería considerarse como tal hasta haber leído, al menos, los cinco últimos volúmenes de la serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*