Empire Strike

Juegos, Juegos de navegador

Voy a intentar valorar y comentar este increible juego online (juego a tiempo real en red, sin instalación, gratuito y de estrategia) de la forma más objetiva posible, aunque claro está, no deja de ser mi punto de vista y por lo tanto lleno de subjetividad.

Para ello, voy a enumerar las ventajas que este juego tiene, con respecto a los demás juegos y por si mismo, sin meterme en aspectos tácticos del mismo (tal vez en otro post). Y voy a comenzar por el que es, sin duda, el punto más fuerte que yo le encuentro y que le distingue de prácticamente todos los demás:

1) Seguramente todos los que lean esto habrán jugando a más de un juego online, o como minímo conocerán alguno (por enumerar alguno conocido del mismo género: ogame, travian, ikariam, etc.) Juegos en los que cualquiera se divierte, sobre todo si están bien hechos, pero con un grave problema, o al menos así lo veo yo. Siempre, repito siempre, llega un momento en el cual nos aburrimos y terminamos por abandonarlo. Da igual que sea porque nuestro increible imperio, fortaleza, ejército, flota, personaje o cualquier otra cosa, dependiendo del juego, haya sido aniquilado/a, bien porque alcanzamos aquel objetivo que nos planteamos (formar parte de la mejor alianza o clan, ser el número uno momentáneo, o cualquier otro), o porque al final nuestros amigos han dejado de jugar. El caso es que siempre se acaba dejando, y no es de extrañar. Es que los juegos acaban cansando. Y eso sin contar que cuando tu empiezas una partida ya hay jugadores mucho más fuertes que tú….

¿Qué es lo que hace diferente al Empire Strike (a partir de ahora me referiré a él como el ES)? Pues que tiene fin. Mejor dicho, tiene principio y final. Un día de comienzo, en el que todos empiezan con las mismas posibilidades,  y dos meses de partida, tras los cuales se acaba. Hay una lista final, con los ganadores en las distintas áreas (mejor jugador, mejor clan, mejor héroe, imperio con más conquistas, etc, etc). Asi de sencillo y asi de emocionante. Dos meses para saber quien es el mejor con las mismas condiciones de inicio.

2) La sencillez y la profundidad que tiene. Por una parte, es un juego sencillo en sus aspectos (además de bastante lógico), pero que dispone de tantas cosas que su profundidad es enorme. Es un juego que mide las acciones que cada uno puede realizar a través de los turnos de juego. Cada acción cuesta una cantidad de turnos, variables según lo que queramos hacer, y todos los dias a una hora concreta se reciben nuevos turnos y recursos. Los recursos, que por cierto son muchos y muy variados, se consiguen construyendo edificios en los castillos que previamente hemos tenido que fundar o conquistar. Y es aquí donde viene el problema del juego, o más bien, la diversión del juego. De momento sólo decir que dispone de castillos, edificios, muchas tropas, distintas razas, héroes, monturas, recursos, un mapa con diferentes terrenos, clanes, magias, guerras, alianzas…..

3) La temática fantástica con las típicas razas (humanos, elfos, enanos, orcos, no muertos y elfos oscuros), con sus tropas más que conocidas en el mundo del roll unida a una fictícia época medieval hace del ES un juego apasionante.

4) No dispone de unos gráficos espectaculares, ni representaciones de las batallas, ni muchas otras cosas visuales que algunos consideran importantes. Pero todo eso no le perjudica nada, ya que su fuerte es la gran jugabilidad y emoción. Los castillos además de ser fundados, pueden ser conquistados, aunque no es fácil ni mucho menos. Pero si los asedias y tienes suerte, puedes quitárselos a los demás jugadores. El reporte de la batalla dá tanta tensión al juego que no echas de menos una representación gráfica. Creedme.

5) El tema de los clanes en el ES además de ser importantísimo está muy bien llevado: dispones de un gran bonificador (diferente para cada región) si gobiernas una de las regiones del mapa, puedes declarar la guerra a otros clanes, firmar alianzas, hacer rutas comerciales con otras ciudades de tu clan, construir maravillas entre todos y lanzar magias a otros clanes. Por eso es también importante preparar las partidas antes de su comienzo, donde los líderes reclutan jugadores para organizar las estrategias a seguir durante la partida. Es mucho más importante de lo que pueda parecer.

6) Como en todos los juegos, habrá jugadores mejores o peores, con más o menos suerte, o que hayan comenzado más tarde la partida, pero que como resultado serán mas fuertes o débiles. El ES cubre muy bien ese recurrente problema, de casi cualquier juego de este tipo, haciendo que los jugadores puedan atacarse tan sólo en un rango de puntos (el doble o la mitad según sean de más puntos que tú o menos). Un jugador por ejemplo de 1000 puntos de valoración, sólo podrá atacar y ser atacado por jugadores de entre 500 y 2000 puntos.

7) El tema de las razas no sólo le da variedad y colorido, sino que también abre mucho el abanico de estrategias a seguir, combinado con otro factor que hasta ahora no he comentado y que es muy importante. Un jugador puede ser pacífico o bélico. Los ejércitos pacíficos pueden atacar poco pero obtienen otros beneficios, y los bélicos pueden atacar todo lo que quieran (siempre y cuando tengan turnos para ello) con lo que tienen más posibilidades de conquistar otras ciudades. Por tanto podemos elegir la raza según tengamos pensado hacer una partida pacífica o bélica (hay razas mejores para una cosa que para otra) y según la estrategia del propio clan al que pensemos unirnos o que vayamos a crear nosotros mismos.

8) El mapa es muy claro y sencillo. Se divide en regiones. Cada región tiene distintos tipos de terreno donde fundar las ciudades, con diferentes modificadores, tanto para las propias ciudades como para las razas y los combates que se desarrollen allí. Así, cada vez que nuestro héroe con su ejército se situa en una región y prepara un ataque, aparecen todos los héroes y ciudades que están en esa región y pueden ser atacados. Un sistema muy práctico para los jugadores.

9) Cada mes empieza una partida que dispone de un límite de jugadores por clan y un mínimo de horas de protección para las ciudades entre ataque y ataque, además de un mapa con diferentes regiones. Así, podemos elegir jugar una partida del ES en la que tengamos que estar pendientes de nuestros castillos cada más o menos horas y elegir una partida en la que el clan sea más o menos importante. Y para que no haya confusión, reitero que cada mes empieza una partida y las partidas duran dos meses. No es un error. Es simplemente que siempre hay dos partidas en marcha, se van solapando unas con otras. Suele ser un poco locura estar en dos partidas a la vez, pero muchos lo hacen.

10) EL ES está en español. Parece una chorrada, pero ayuda. Te enteras perfectamente de todo lo que lees y puedes hablar con cualquiera, ya que sólo hay jugadores españoles o latinos.

11) Como casi todos los juegos gratuitos, también tiene una forma de pago por sms que ayuda a conseguir ciertos beneficios, pero que también está bien cuidada, pues está limitada a tan sólo 3 sms a la semana, lo que hace que no desequilibre apenas el juego. Puedes hacer una partida brillante sin gastar nada y ganar a jugadores que si que manden sms. Es mucho más importante ser un buen jugador.

12) Las puntuaciones se actualizan todos los días con muchas categorías y al final de la partida salen los resultados que demuestran lo que hemos conseguido en los dos meses de partida.

Sin embargo, he de decir que tambíen dispone de un par de elementos (o problemas) que no me gustan en absoluto:

1) Hay que estar muy pendiente de la partida. Cuanto más arriba se quiere llegar en el ranking y mejor puesto se quiere hacer, más tiempo hay q dedicarle. Mirar cada pocas horas donde, cuando y quien te ha atacado, despertarte a media noche para realizar un ataque y ese tipo de cosas….. pero bueno, cada uno puede dedicarle el tiempo que quiera. Hay diferentes tipos de partidas, como he comentado antes, que requieren más o menos atención y sólo son dos meses.

2) El tema de las multi-cuentas es el principal inconveniente del ES. Hay muchos jugadores, cada vez más, que utilizan una o varias cuentas para ayudar a la suya propia o bien debilitar a los enemigos. Eso desequilibra el juego y hace que los jugadores que obran de forma legal tengan muy pocas posibilidades de estar en los primeros puestos del ranking (aunque no imposible, claro). Se supone que está perseguido por los administradores y por los jugadores que lo denuncian siempre que pueden, pero el caso es que no se puede (o no se quiere) demostrar.

 

Mi puntuación final sobre el juego es de 9/10.

 

Y si a alguien le ha picado el gusanillo, dejo el enlace con todo lo que hay que saber sobre el juego y sus reglas.

¡¡Cuidado que es un juego que engancha!!

http://wiki.empire-strike.com/index.php/Portada

Mucha suerte y ya nos veremos por el Empire Strike ;)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*