Race for the Galaxy

Juegos de cartas, Juegos de mesa

Hace un par de semanas descubrí este juego de cartas, Race for the Galaxy, gracias a mis “Frikis” y la verdad es que me sorprendió enormemente. Es fácil aprender, rápido de jugar, las partidas duran en torno a 7-12 minutos por jugador etc. en definitiva una gozada para los jugones mas light. El juego está ambientado en un futuro en el que se debe colonizar planetas y extraer sus recursos, efectivamente, un rollo Independence Day.

Como he mencionado antes, la mecánica es sencilla: cada jugador dispone de 7 cartas de acción, y solo podrá emplear una por ronda.  Esta acción se elige en secreto, una vez que todo el mundo tenga clara la accion que desea efectuar, se da la vuelta, el turno consistirá en efectuar todas y cada una de las acciones que se hayan descubierto. El truco está en que si todos los jugadores sacan la misma carta, se pierden el resto de acciones, el turno consistiría únicamente en ejecutar esa acción teniendo en cuenta que los jugadores tienen beneficios si están en una fase de acción jugada por ellos mismos. Por lo que se deberá prever, la acción que va a sacar cada jugador y conseguir la mayor variedad posible de acciones. Una vez jugada esta ronda, se recogen las cartas de acción, se vuelve a elegir y vuelta a empezar.

Existen 6 fases y se juegan en este orden:

  • Explorar: Consiste en robar cartas. En esta fase disponemos de dos acciones:
    • Robas 3, pero eliges 2: Muy útil cuando necesitas volumen de cartas.
    • Robas 5, pero eliges 1: Interesante cuando estás buscando alguna carta en concreto.
  • Investigar: En esta fase podemos jugar cartas de investigación. Si elegimos esta acción.
  • Colonizar: En esta fase jugamos cartas de planta.
  • Comerciar: Consiste en conseguir cartas con los recursos que disponemos. :
    • Convertimos nuestra producción en cartas. Dependiendo del material(color) del producto nos darán mas o menos cartas
  • Consumir: Convertimos nuestra producción en puntos y o cartas. Esto dependerá de las habilidades de nuestros planetas.
  • Producir: Generamos recursos en los planetas que poseamos.
Ahora explicaremos un poco la mecánica del juego. La moneda de cambio para jugar las cartas son tus propias cartas, por lo que si en tu mano dispones de 4 cartas, no podrás jugar nada que cueste 4 o mas y ademas, perderás la posibilidad de jugar las cartas que utilices para jugar otras, se descartan.

Las cartas que juguemos en la fase de investigación vienen identificadas con un rombo y nos ayudarán a diversos propósitos, desde conseguir mas puntos, incrementar nuestro poder militar, hasta robar cartas cuando juguemos planetas etc.

Los planetas vienen identificados por un circulo, un planeta puede ayudar en las siguientes tareas, producir, consumir, aumentar coste militar o simplemente sumar puntos de victoria.

La fase de comerciar es importante, como podréis observar, no se roban muchas cartas y sin embargo cuanto mas cueste jugar un planeta o investigación, mejor resultado nos dará a la larga, así que como podemos conseguir cartas suficientes para seguir jugando cartas? comerciando dependiendo de los materiales que produzcamos robaremos un numero determinado de cartas que nos ayudaran a seguir jugando otras. La única pega es que solo se puede realizar con un producto, si tenemos 80 no servirá de nada, tendremos que apoyarnos en el consumo para darle salida y seguir beneficiándonos.

Consumir recursos nos ayudará a conseguir puntos de victoria, robar cartas etc. Dependemos de los planetas que hayamos jugado para sacar un mayor beneficio de está fase.

Por ultimo nos queda la fase de producción, en esta, simplemente se generan los recursos que posteriormente podremos consumir.

Cartas de Race for the Galaxy

Obviamente no todos los planetas producen, ni consumen, ni hacen ambas a la vez, hay de todo tipo, y deberemos saber elegir correctamente. También existen dos tipos de planetas, militares y no militares, estos últimos solo pueden jugarse si tu nivel militar es igual o mayor al coste del planeta.

Ademas de consumiendo, la otra forma de conseguir puntos es por cartas de investigación y por el propio valor que tenga cada carta que juguemos, por lo que cuanto mas caras sean las cartas, mas puntos de victoria tendremos al final.

El juego se acaba cuando se hayan jugado 12 cartas, llegados a este punto, se sumaran los valores de cada carta jugada y los puntos acumulados, el que mas puntos sume… GANA!

Como veis la mecánica es sencilla y no os he contado todos entresijos del juego, espero haber sembrado el gusanillo en vuestro interior y que os animéis a probarlo. Por si fuera poco, a parte de esto, os dejo un enlace para jugar de forma online y finalmente juguéis con vuestros amigos de la forma tradicional, con una mesa y las cartas en mano.

Para los que finalmente os animéis a probarlo, deciros también que dispone de 3 extensiones que dan todavía mas emoción e interés al juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*